Protege tu red WiFi

Acaba con los intrusos y protege tu red WiFi con estos tres sencillos pasos

Protege tu red WiFi, un consejo que incluso los usuarios menos avanzados se esfuerzan en dar continuamente a sus conocidos y familiares, pero que por desgracia poca gente cumple, y ciertamente es por pereza en la mayoría de los casos ya que con sólo tres sencillos pasos podríamos mejorar enormemente la seguridad.

Ignorar la seguridad y utilizar nuestro router WiFi con la configuración por defecto puede darnos serios quebraderos de cabeza y facilitar la entrada de intrusos en nuestra red, sobre todo si utilizamos routers proporcionados por nuestro proveedor de Internet y mantenemos los ajustes de fábrica.

Esto ocurre porque vienen con un nombre de red visible y conocido y una contraseña que puede estar presente en bases de datos utilizadas para ataques de fuerza bruta, por ejemplo, y de hecho hay incluso tutoriales dirigidos a crackear contraseñas de modelos de router concretos.

Somos conscientes de que muchos de nuestros lectores ya habrán llevado a cabo los ajustes que vamos a exponer a continuación, pero si no es tu caso lee con atención porque te interesa.

Antes de empezar os recordamos que si tenéis uno o varios intrusos en vuestra red estos tres pasos les ayudarán a libraros de ellos.

1-Desactiva la visibilidad y cambia el nombre de red (SSID)

Es una medida muy efectiva, ya que hace que nuestra red WiFi sea invisible y no aparezca en los escaneados habituales de redes de dispositivos móviles.

Muchos prefieren cambiar el nombre de la red por comodidad, ya que evita tener que introducirlo manualmente, pero resulta menos efectivo ya que la misma seguirá apareciendo en dichos escaneados, aunque sea con otro nombre distinto al que tenía por defecto.

¿Qué hace exactamente? Como dijimos esconde nuestra red, de manera que la misma ya no será visible y sólo podremos conectarnos a ella introduciendo el nombre de la misma y la correspondiente contraseña.

Esto quiere decir que tenemos que conocer dos datos, el nombre y dicha contraseña, lo que refuerza enormemente la seguridad.

Para hacerlo sólo tenemos que ir a la configuración de nuestro router, cosa que podemos hacer introduciendo 192.168.1.1 en la barra de direcciones de nuestro navegador. Una vez dentro sólo tenemos que buscar la opción en los ajustes avanzados de conexión WiFi.

2-Cambia la contraseña y el usuario de tu router

Es muy sencillo y a la vez indispensable, ya que los principales routers del mercado vienen con contraseñas y usuarios genéricos muy conocidos como “admin-admin” o “user-user”, entre otros.

Para cambiar ambos elementos introducimos 192.168.1.1 en la barra de direcciones de nuestro navegador, y una vez hecho introducimos nuestro usuario y contraseña actual, que al no haber sido cambiadas nunca debería ser la genérica habitual del fabricante.

Una vez dentro buscamos la opción de configuración correspondiente que nos permite hacer el cambio (varía según el router que tengamos), introducimos nuestro usuario y contraseña actual y luego los nuevos que queremos empezar a utilizar.

Si se les olvida no se preocupen, pueden resetear el router a su estado de fábrica buscando el botón físico correspondiente en el mismo y éste volverá a tener ambos elementos por defecto, así que podrán entrar y volver a cambiarlos.

3-Cambia la contraseña de tu red WiFi

Es algo indispensable que en combinación con los dos pasos anteriores dejará nuestra red WiFi muy bien protegida, tanto que salvo que cometamos algún error muy grave ninguno de nuestros vecinos podrá colarse en ella, al menos en la mayoría de los casos.

Para cambiar la contraseña sólo tenemos que entrar de nuevo en la interfaz de configuración de nuestro router introduciendo en la barra de dirección de nuestro navegador 192.168.1.1.

Una vez dentro buscamos la opción correspondiente en la sección de configuración avanzada de nuestra red WiFi, introducimos la contraseña actual y la nueva, confirmamos y listo.

Les recomendamos utilizar tres palabras que no tengan sentido alternando mayúsculas y símbolos y números.

Notas finales

Incluso aunque estemos un poco verdes estos tres pasos no nos llevarán más de unos minutos y las ventajas que nos van a reportar son enormes, así que no lo pienses, merece la pena.

Antes de terminar les recordamos que cada router tiene su propia interfaz para llevar a cabo este tipo de ajustes, y que modelos como el FRITZ!Box 3490el FRITZ!Box 4040 y el FRITZ!Box 7490 cuentan con un sistema operativo propio muy completo y en español que permite gestionar todas estas configuraciones y mucho más en apenas unos clics, como podéis en el vídeo que acompañamos.

Fuente: Muy Computer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *