Neandertales

Los neandertales tomaban “aspirinas” y “penicilina” hace 50.000 años

Un grupo de científicos ha comprobado que nuestros primos, los neandertales, tomaban hace 50.000 años compuestos que hoy utilizamos masivamente como base para calmantes o antibióticos.

Los hombres de las cavernas necesitaban aliviar el dolor -como cualquiera- y lo bueno es que conocían cómo hacerlo. No tenían un laboratorio como Bayer y una farmacia disponible, pero tenían gran cantidad de plantas con las que experimentar. Y lo hicieron, confirmando que esta especie extinta del género Homo no eran los brutos que se retrata a veces, como apunta el origen común con los humanos modernos y la hibridación posterior hace unos 100.000 años.

La investigación estudió y comparó los dientes de cuatro individuos localizados en las cuevas belga y española de Spy y El Sidrón. La placa bacteriana y el sarro pueden ser una maldición para la salud dental pero son un auténtico tesoro para los antropólogos al conservar el ADN durante miles de años.

En uno de los neardentales españoles, se han localizado restos de poplar (Populus trichocarpa), una planta conocida por contener ácido salicílico, la base química del ácido acetilsalicílico usado en la popular aspirina. Otro de los restos contenían el hongo penicillium, conocido para la producción de una sustancia química que forma la base de una familia de antibióticos. ¡50.000 años antes del desarrollo de la penicilina! 

Las bacterias que vivían en las bocas de los neandertales españoles han determinado una dieta distinta (casi todo vegetal) a la de los belgas (casi todo carne) y además, se parecían a nuestros ancestros africanos. mientras que los neandertales belgas se parecían más a la de las primeras comunidades de cazadores-recolectores.

Otro detalle importante es que la reconstrucción del genoma bacteriano muestra que los neandertales y los humanos antiguos compartían patógenos hace 180.000 años, mucho después que los dos grupos se separaran de su ascendencia compartida.

Fuente: Muy Computer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *