Luna de Júpiter

Europa Clipper, la misión que estudiará la luna de Júpiter

La NASA sigue asumiendo desafíos y uno de los más importantes y cercanos es estudiar Europa, la luna de Júpiter, una misión que será llevada a cabo por la sonda Europa Clipper, un nombre que tiene aunque no lo parezca tiene detrás una explicación bastante interesante.

Clipper es el nombre que recibían los navíos mercantes de tres velas utilizados en el siglo XIX. Estos barcos destacaron en aquella época por la gran velocidad que eran capaces de conseguir, y dado que nacieron en Escocia (Europa no continental) el nombre viene como anillo al dedo a esta misión.

El objetivo principal de Europa Clipper será dar entre 40 y 45 pasadas a Europa, que aprovechará para llevar a cabo un completo estudio de la misma gracias a los recursos integrados que tendrá. Todavía no tenemos información concreta, pero debería ser lo habitual en toda sonda que se ve obligada a explorar un planeta o satélite desde la distancia.

¿Por qué Europa y no un planeta?

Aunque no lo parezca Europa es uno de los satélites más interesantes que podemos encontrar en el sistema solar, y por dos grandes razones. La primera es que su composición es muy parecida a la de los planetas interiores, lo que significa que cuenta con una gran cantidad de rocas silíceas.

La segunda es que Europa tiene una enorme capa de hielo que podría ocular un gran océano de agua salada, lo que ha llevado a muchos expertos a barajar la posibilidad de que bajo la misma se puedan llegar a encontrar restos de vida simple.

No podemos olvidar otro detalle importante, y es que también tiene atmósfera con oxígeno, aunque la misma es muy tenue y se cree que el mismo tiene un origen no biológico, es decir, que se genere por la interacción de la luz del Sol y las partículas cargadas que chocan con la superficie helada de Europa. Esto acaba produciendo vapor de agua que es posteriormente dividido en hidrógeno y oxígeno.

El hidrógeno consigue escapar de la gravedad de Europa y del débil campo magnético del mismo, pero el oxígeno se queda atrapado.

Fuente: Muy Computer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *